Corta Cabeza © 2016
15337391_621537381363698_8801889397819299290_n

let’s go blonde!

FacebookTwitterGoogle+

volver

5 abril - 2017

publicado por Luciano Cañete

Que el platino gusta muchísimo es indudable. ¿El porqué? diremos mejor los porqués. Gusta porque no es un color natural y siempre buscamos lo que no tenemos, gusta porque lo asociamos con glamour, con rebeldía y es indudable que gusta porque nos vemos cambiados y favorecidos. Uno de los motivos por los que vuelve con tanta fuerza es porque sobre el platino podemos poner cualquier color, es como un lienzo en blanco. Es moda.

Para conseguir un rubio platino casi blanco solo hay una vía, que es decolorar el cabello y después matizar con un tono que nos neutralice el pigmento amarillo que nos deja la decoloración. Para que el trabajo esté bien hecho este proceso puede durar entre 4 y hasta 9 horas en algunas ocasiones. Es preferible hacerlo despacio para causar el menor daño posible al cabello. Es muy importante acudir a buen profesional que valore y asesore acerca del proceso y que ejecute este proceso con el mejor conocimiento para evitar males mayores. Que no te lo haga una amiga.

Casi todo el mundo puede conseguir el cabello platino, aunque no es recomendable en personas que lleven el cabello teñido de oscuro, ya que se dañaría éste mucho y a veces no se consigue el color deseado. Tampoco es recomendable en cabellos dañados o débiles. Que el cabello sea fino o rizado no es un inconveniente, siempre que la porosidad del mismo nos lo permita.

Es cierto que mucha gente, entre ellas la celebrities han apostado por la raíz oscura con el cabello platino. Es un look cada vez más demandado, ya que los cabellos con raíz profunda son tendencia, proporcionan una imagen moderna, no se nota la raíz al crecer y le da un poco más de naturalidad al platino.

El cuidado del cabello platino empieza desde el mismo momento en el que lo estamos decolorando. Es fundamental utilizar un buena decoración, nosotros en Corta Cabeza usamos blondor, de Wella. Pero si no queremos correr riesgos le añadiremos Olaplex, que es un producto que añadido a la decoloración nos garantiza una protección del cabello y asegura que este permanezca sano. Además de actuar como protector con la decoloración y el tinte, también se puede usar como tratamiento postcolor y después en casa. Se puede usar de tres formas:

 

  1. Unido a la decoloración o el tinte para proteger el cabello .
  2. En el denominado superservicio, usando el nº1 en la peluquería, después aplicamos el nº2 en el lavacabezas (con esto ya observaríamos que nuestro cabello quedaría reconstruido automáticamente). Es impresionante el efecto inmediato del producto. Y para completar el “superservicio” nos llevaremos el nº3 para aplicarlo en casa al lavar el cabello. Este se aplica como una mascarilla, después de lavar lo aplicamos y lo dejamos actuar. Yo he visto personas llegar con el cabello quebrado y pobre y, en una sola aplicación, salir del salón con el cabello recuperado. Es un milagro

 

El precio de la aplicación en decoloración cuesta alrededor de 15 euros por aplicación,

El precio del superservicio es de 80 euros en total: 40 euros (Nº1 y 2)+ 40 euros, el nº3, para el mantenimiento en casa.

 

El cabello platino debe retocarse cada dos meses. Cuanto menor sea la raíz , más fácil será conseguir el cabello blanco y, cuanto mayor sea ésta, será más difícil, pues el color del cuero cabelludo nos ayuda a conseguir el color deseado, mientras que si la raíz es de mas de dos meses puede ocurrir que la parte más alejada del cuero cabelludo tenga un color no tan blanco, aunque esto no siempre ocurre así.

 

LET´S GO BLOND!!!!!!

FacebookTwitterGoogle+

Los comentarios están cerrados.