Corta Cabeza © 2016
cortacabeza-collection-201618198-web

El flequillo, ese fondo de armario

FacebookTwitterGoogle+

volver

23 abril - 2017

Tags#

publicado por Luciano Cañete

Lo primero que tengo que decir acerca de los flequillos es que no hay que plantearse si se llevan o no. No son una moda pasajera. El flequillo es un arma con la que podemos jugar y, al igual que ocurre con las cejas, forma parte del marco de nuestra cara. Además, un corte de flequillo es una buena solución para aquellas personas que quieren un gran cambio, pero que no quieren sacrificar o cambiar el resto del cabello. Nos puede dar un aire ingenuo o de femme fatale, darnos un toque de misterio o expresividad a la mirada. Un flequillo puede crearnos una imagen sofisticada y, ojo, si no está bien cortado puede ser peligroso. Es por eso que está totalmente prohibido cortarse el flequillo una misma en casa y menos con las tijeras de la cocina (¡casi siempre queda mas corto y torcido de lo que esperábamos en un principio!). Y eso de que el pelo crece no evitará que pasemos unas cuantas semanas con un gorro puesto.

Si queremos lucir un flequillo favorecedor, acudiremos a un profesional que sepa adaptar el flequillo a nuestro rostro. El flequillo, como dije antes, no es una moda pasajera, es como un fondo de armario, como una prenda imprescindible que nos sacará de muchos apuros. Y si no queremos cortarlo, siempre podemos recurrir a un flequillo postizo que no se nota nada y que nos proporciona un cambio inmediato de quita y pon (en Corta Cabeza recomendamos flequillos postizos de MEDUSA EXTENSIONS).

 

A la hora de diseñar uno, no sólo tendremos en cuenta el óvalo de la cara, pues las reglas a la hora de que nos favorezca tiene muchas excepciones. Cuando un rostro es muy alargado, conviene cortarse uno, pero también dependerá de la anchura de la cara, de los pómulos o del mentón. Ojo, porque si este último es muy retraído puede que el flequillo nos invada la cara, no permitiendo que ésta resalte. La regla número uno es que tienen que tapar cosas que nos gusten poco de nuestro rostro pero sobre todo, y lo más importante, tienen que realzar toda la belleza de nuestra cara. Así un flequillo ha de resaltarnos los ojos, los pómulos o disimularnos un nacimiento muy bajo o una nariz prominente, pero como toda regla, no siempre se cumple. A lo mejor tenemos una nariz grande que nos da carácter y el flequillo, lejos de desfavorecernos, nos da incluso más fuerza al rostro. O si tenemos una cara demasiado angelical, el flequillo puede darnos un aire demasiando infantil.

Casi siempre se puede adaptar a cualquier tipo de cara. No sabría poner un ejemplo de una persona que no lo pudiera llevar, no siempre se cumple. Si  dijera que una cara larga debe llevarlo y una muy ancha no, estaría limitando y condicionando a las personas con esas características y probablemente después de decirlo me encontraría con alguien con cara ancha a la que le favorezca enormemente y pensaría: “Estoy equivocado”. Todo se puede adaptar y los flequillos a las caras, obviamente también.

Para peinarlo, evitaremos usar cepillos redondos, casi siempre nos dejan el famoso efecto palmera tan poco favorecedor. Lo mejor es, con el pelo húmedo, situar el secador a media potencia sobre la cabeza sin tocar el pelo y haciendo que el aire del mismo lo acaricie sin coger formas raras. Al final, si es necesario porque el cabello no fuera liso, podemos o bien despeinarlo o darle unos toques de plancha.

En cuanto flequillos que me gustan, hoy destacaría los de Steffy Argelich y  Antonina Petkovic. En nuestro país, los de Ursula Corberó y Patricia Conde, la reina indiscutible del flequillo, inspirado en Brigitte Bardot. Hay que destacar también el flequillo de Penélope Cruz en “Volver”, que lucía uno ladeado muy sensual o la reina de los diamantes con su flequillo cortito, Audrey Hepburn. Un buen ejemplo de  que se puede adaptar a cualquier cara es Rosy de Palma. Y, en cuanto a ellos, Bowie y The Beatles indudablemente pusieron de moda el flequillo en la imagen masculina.

En resumen EL FLEQUILLO VISTE!!

FacebookTwitterGoogle+

Los comentarios están cerrados.